Maneras de inyectar

Existen varios sistemas para la administración de hormona del crecimiento.

La hormona del crecimiento no se puede tomar por vía oral porque los ácidos del estómago la descompondrían. En su lugar se administra a través de la piel, método denominado inyección subcutánea, y a partir de aquí se absorbe hasta el torrente sanguíneo.

Dos son los sistemas de administración principales:

  • Con aguja: se utiliza una aguja muy fina para administrar la hormona del crecimiento
  • Sin aguja: la hormona del crecimiento se administra a través de la piel mediante alta presión, pero sin agujas

Administración con aguja

Si la inyección se administra con aguja, la hormona del crecimiento se inyecta justo debajo de la piel en el tejido subcutáneo. A partir de aquí, la hormona es absorbida de manera uniforme hasta del torrente sanguíneo.

Administración sin aguja

Los dispositivos sin aguja utilizan alta presión para impulsar finos chorros de hormona del crecimiento a través de la piel, desde donde se absorbe hasta el torrente sanguíneo.

Los dispositivos sin aguja resultan muy útiles cuando los niños tienen miedo a las agujas y se resisten al tratamiento. Consulta al médico las distintas opciones existentes para tu hijo.

Si estáis a punto de iniciar el tratamiento de hormona del crecimiento para tu hijo, utiliza nuestra lista de verificación para comprobar que lo tenéis todo a punto.

Valorar este contenido

Promedio: 4.6 (23 votos)

Feedback Form